Blog

Ya es hora de pensar en CRM como una necesidad

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

La cultura corporativa vincula en la generalidad a un servicio de CRM con un determinado tamaño de empresa. Es lógico pensar en que un servicio como éste sea utilizado solamente por compañías que hayan alcanzado un determinado tamaño y donde la necesidad de la incorporación sea evidente. Sin embargo, la tendencia indica otra cosa.

En una investigación dirigida por Capterra (una compañía americana que investiga relaciones entre software y crecimiento de mercado), se develó que más de la mitad de las compañías que utilizan CRM actualmente comenzaron a invertir en él durante los primeros cinco años de existencia, mientras que dos tercios de estas mismas compañías habían comenzado a utilizar los servicios de un CRM antes o durante la llegada a los 100 clientes.

Esto es lógico si pensamos la evolución del entendimiento del CRM en conjunto al contexto. Vivimos en una época donde la velocidad de transmisión de información es clave en el día a día y se sobreentiende que la automatización es parte del mundo corporativo. Tanto los clientes-usuarios como las propias compañías esperan contar con un proceso simple, rápido y eficaz para realizar cualquier gestión que necesiten el uno con el otro: perder el tiempo no es del agrado de ninguna de las dos partes.

Principalmente, el cliente espera ser atendido por un CRM que deje de lado cualquier variable que signifique más trabajo para plantear su problema o hacerse entender. Sumándole la característica de vanguardia propia de Verticall (alojar el CRM en la nube), se logra transformar el servicio hacia el cliente como una herramienta de sondeo y obtención de información. Salta a las claras porqué contar con un CRM es algo que se hace cada vez más necesario y menos postergable.

En vistas de un futuro donde la automatización continúe facilitando aspectos en el mundo de los negocios, el CRM se vuelve cada vez más una necesidad y pierde, gradualmente, su carácter de lujo o signo de que la empresa ha crecido lo suficiente.

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp