Blog

Estrategia y acción: el CRM necesario

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp

Mantener una base de clientes es cinco veces más sencillo que conseguir clientes nuevos, pero a no equivocarse: los clientes fidelizados son el eje más importante y por sobre los que tienen que velar las áreas de Calidad y Marketing de una empresa. Sin clientes, la empresa no existe.

Ahora bien, ¿Qué tiene que ver un servicio CRM con esto?

El CRM sirve para, entre muchas otras cosas, obtener información valiosa y gestionarla para poder tomar decisiones importantes. Por lo tanto, podemos utilizar estas herramientas de análisis para planificar pasos que desemboquen en una venta potencial, utilizando la ventaja que tenemos no sólo sobre el mercado, sino sobre las necesidades del cliente. Recordemos que, ante todo, el cliente no es un elemento aislado: forma parte de un todo que se relaciona con él y que forman la base de potenciales clientes.

Dado que exista una base de clientes fidelizados, surge la pregunta: ¿Puedo amplificar el consumo de cada cliente? ¿Puedo generar nuevos clientes a partir de los que ya existen?

Estrategia

Debemos identificar cuáles son las necesidades potenciales de un cliente que puedan ser solucionadas con información, que es el fuerte de todo CRM. ¿Qué información puede resultar útil al cliente? ¿Qué datos necesita que acompañen al producto o servicio a la hora de consumirlo? Y, aún más, plantearse lo mismo observando los resultados de los sondeos. Si estos clientes compran de determinada forma, ¿Qué podemos aprovechar para incrementar la venta? ¿Qué se puede otorgar para fidelizar a nuestros clientes viejos? ¿Existe algún producto que se acompañe de otro?

Acción

Transformar estas necesidades del cliente en puntos estratégicos de ventaja es el paso correcto, como es el caso de la cooperativa Hojiblanca en España. Allí, la utilización del CRM para implementar trazabilidad a sus productos era necesaria. Gracias a esto, se puede acceder a información como fecha de cultivo e inclusive hasta de qué árbol fue coleccionado el fruto con el que se elaboró el producto desde cualquier unidad. Esto nos da la pauta que la necesidad de información es innegable en cada cliente.

Pensar en información

Vivimos en una época en la que la información es la reina de los elementos con los cuales podemos trabajar. Desde servicios gratuitos que facilitan ciertas experiencias (como los servicios de GPS y la misma función de buscador de Google) hasta productos y servicios pagos que incrementan nuestra experiencia (desarrolladores de software o contenido propio), la información y su disponibilidad es lo más relevante. Desde Verticall ofrecemos la correcta gestión y recolección de la información de sus clientes para satisfacer las necesidades que surjan en el desarrollo de su compañía.

FacebookTwitterGoogle+WhatsApp